asociación

peruano

​china

Apellidos Milenarios

Con ayuda de nuestros lectores, esta sección intentará seguir las huellas de las familias chinas que a mediados del siglo XIX migraron a América y se asentaron en el Perú


Cuéntanos su historia enviándonos las fotos, recuerdos y cualquier documento testimonial que conserve de sus raices familiares a: prensa.integracion@apch.com.pe 

Ayúdanos

Apellidos Milenarios - COM COM

Cultura y Tradición

En el año 2011, en el mes de julio, se cumplió el primer centenario del nacimiento de Florencio Com Tack On, quien fue un joven inmigrante chino, próspero empresario, gran amigo, esposo, padre y abuelo engreidor.

Mi padre emigró a los 17 años para probar fortuna en el Perú porque le trabajo en China era escaso y las oportunidades de progreso muy pocas. Una vez en suelo peruano, trabajó en un empresa familiar por cerca de 5 años. Comenzó desde abajo, como la mayoría de los jóvenes, y se fue ganando el respeto y l cariño de sus colegas hasta ocupar el cargo más alto de la empresa.
Don Florencio, como lo llamaban, era una persona jovial, generosa y correcta. 

Tuvo cinco hijos: Juan, Alberto, Liliana, Silvia y Mónica, que han extendido la familia con ocho nietos: Héctor, Raquel, Patricia, Alexis, Juan Manuel, Rommy, Michelle y Gonzalo. Su compañera de toda la vida fue Liu Ñet Lan, mi madre, conocida por su jovialidad, temple y exquisita sazón en la cocina. 

Una vez jubilado, inició un proyecto familiar junto con mi madre, que continuó durante 15 años más, luego de los cuales adoptó su verdadera condición de retirado. Durante toda su larga vida, pudo progresar y sacar adelante a su familia, a pesar de los grandes vaivenes de la economía
peruana, causados  tanto por crisis externas como por las gestiones de los gobernantes d turno: desde Leguía hasta Toledo, pasado por Benavides, Odria, Bustamante y Rivero, Prado, Velasco,
Belaunde, García y Fujimori, por recordar algunos presidentes y épocas criticas
para el país. 

Mi padre siguió de cerca las consecuencias del régimen comunista en China: el castigo a la iniciativa privada, el rol totalitario del Estado, el cierre de fronteras, la separación de amigos y familiares, la perdida de las libertades individuales. Siempre miró con pena lo que sucedía en su país natal, al que  nunca pudo volver.

El impacto que los políticos pueden tener sobre la vida de los ciudadanos es muy grande. Lo vemos en carne propia cuando miramos nuestras historias familiares. Las personas de aquí o de allá, de ahora o de antes, queremos prosperidad para los nuestros; y los gobernantes, a través de sus ideas y su poder, tienen la posibilidad de cambiar la vida de millones de personas.

En la actualidad, mi familia está totalmente arraigada en el Perú y, como parte de la sociedad peruana que anhela el progreso, estamos preocupados y vigilantes de la orientación que l nuevo gobierno le dará al país. Me gustaría que mi padre estuviera aquí para vivirlo juntos.